5 Puntos de la Alabanza Acappella 3ra Parte: El Reto de Enseñar Nuevos Cantos


¿Cómo enseñar nuevas alabanzas? ¿Cómo aprender mejor las partes?

Tenemos que enseñar alabanzas nuevas para poder seguir siendo relevantes a las generaciones más jóvenes, así como a aquellos que están buscando a Cristo. Las congregaciones que no están interesadas en el aprendizaje de nuevos cantos de adoración tienen el peligro de morir o convertirse en irrelevantes. No significa que vayamos tras la moda, pero si usted toma su himnario, se dará cuenta que la mayoría de los cantos van desde el siglo 14 (o antes), hasta la primera mitad del s XX. ¿No se ha compuesto música de adoración este periodo de 70 años? Por supuesto que sí, la pregunta es… ¿Porqué no tenemos alabanzas nuevas?

Con los cambios sociales y la rapidez de la vida, a veces el cristianismo es tachado de estar pasado de moda o que se aísla en su burbuja. Muchas de las veces he luchado tratando de explicar que, aunque nuestro mensaje es de hace 2000 años, nosotros estamos aquí en 2015, con tribulaciones y problemas reales del s.XX y con un mensaje de salvación actual.

La adoración debe ser expresada en palabras frescas y con nuevas melodías en cada generación. Ciertamente, no hay razón para abandonar cantos antiguos sólo porque son viejos. Es un reto incorporar nuevas alabanzas a la iglesia. A menudo la gente se resististe porque todavía no pueden cantarlas o se niegan a aprenderlas. Introducir himnos frescos para el tiempo de la adoración debe hacerse con cuidado.

Tener que concentrarse en el aprendizaje de la música resta valor a nuestra capacidad para adorar plenamente. Así que usted no quiere tener demasiados cantos desconocidos al mismo tiempo. La gente va a dejar de adorar por aprender. Puede resultar cantar una nueva alabanza en el servicio cuando se ha ensayado en grupos pequeños o grupos familiares.

Primeramente, asegúrese de escoger un canto que realmente sea para una alabanza acappella. No importa que tan famoso sea tal o cual cantante evangélico o que tal canto ya lo tengan varias las iglesias. Usted debe escoger un canto que realmente pueda resultar apropiado para un grupo de personas, no espectadores.

También si es una alabanza en inglés, no se quiebre la cabeza haciendo otra traducción más, le aseguro, usted no es el único miembro de la iglesia de Cristo que tiene el último CD de Keith Lancaster, ZOE Group o Hallal Singers. De ser posible, consiga una partitura o busque grabaciones profesionales con traducciones en correcto español… Si no hay otra salida, busque alguien que aparte de conocer el inglés, ¡Al menos tenga un poco de don para el canto! y por favor, cheque la gramática y la métrica.

Muy importante: A cada nota de la melodía corresponde una sílaba, aquí no hay concesiones ¡Busque la palabra española apropiada con el número de sílabas correcto! Piense que no puede acomodar a 4 personas en 3 asientos... al menos eso dice la lógica. Por favor, no atropelle la lengua de Cervantes...

Como un líder de adoración en una asamblea acapella, no se puede depender de los instrumentos para llevar la melodía y tampoco para escuchar la armonía. Para superar ese desafío se tiene que enseñar el canto nuevo al menos a una persona por parte, mientras que usted lleva la melodía.

Cuando esté seguro y tenga los materiales listos (después hablaré de algunas herramientas), prepare una sesión de aprendizaje.

1- Siente a los cantantes juntos en partes: Sopranos, Altos, Tenores, Bajos, y no cometa el error de poner a niños con los varones. ellos deben cantar con los sopranos o altos.

2- Todo el mundo escuche la melodía un par de veces, mientras siguen a través de la partitura. No, ya sé lo que me va a decir, NO IMPORTA QUE NO SEAN LECTORES DE MÚSICA, sigan por lógica la altura de los sonidos reflejado en las notas.

3- Todo el mundo cante la melodía hasta que tengan una idea de cómo va el canto. (Si hay en el grupo quienes pueden cantar en armonía, ya tendrán una idea de cómo va su parte).

Pida a uno o dos de los hermanos que canten la melodía mientras usted les enseña a todos los varones la parte del bajo.

4- Pida a un par de hermanos cantar la melodía mientras que todos los hombres cantan la parte del tenor.

5 - Repita esto con las alto.

6- Ahora trate de poner todas las piezas juntas.

Este formato realmente puede ayudar a los cantantes para conocer el nuevo canto. Este grupo podrá entonces ayudar a que se enseñe el nuevo canto al resto de la iglesia.

7- Herramientas útiles

SI usted es más o menos capaz de cantar todas las partes (cualquier director de alabanza debería serlo) Grabar las partes para el resto de la congregación en CDs de aprendizaje es una herramienta muy útil. Anime a que todos los miembros lleven a casa su CD y lo estudien en el automóvil, en casa o en el trabajo, aprovechen cualquier oportunidad de hacerlo. Cada vez es más barato poder grabar. Asegúrese de que su grabación es exacta a la partitura o tendrá que volver a enseñar las partes y posiblemente le sea demasiado difícil corregir errores.

Use también un afinador cromático, algunas partituras modernas tienen indicada la tonalidad y nota del Soprano justo encima de la armadura expresada seg'un la nomenclatura germana. Por ejemplo usted encuentra las letras D/F#, esto significa que la tonalidad está en Re Mayor (regularmente la s primeras notas del bajo corresponden también a esta nota) mientras que la primera nota del soprano, que regularmente llevala meloldía es una Fa sostenido.

Sin embrago, no dependa demasiado del afinador. Concéntrese en la melodía de cada parte y si resulta demasiado aguda la tonalidad, permítase el lujo de bajarla medio tono del original. Esto se logra bajando a su izquierda en el diapasón o afinador cromático. Si no dispone de uno, hágase de un pequeño teclado por más sencillo que sea, asegúrese que no es de juguete de Fisher Price, pues no están afinados correctamente. Evite recurrir a YOUTUBE, al menos que la versión que encuentre realmente sauna buena y es una grabación original, créame, todo mundo piensa que todo se encuentra allí y no es meramente de la mejor calidad.

Si consiguió partituras de cantos que desea enseñar, es muy buena idea que busque un maestro de música y le grabe las partes por separado, no importa si es cantado o aún en el piano u otro instrumento, el objetivo es que pueda escuchar la melodía correcta de todas las partes.

Una vez que haya introducido una nueva alabanza a su congregación repítala a menudo. Es realmente una buena idea repetir por lo menos dos veces en el primer servicio en el que se introduce. Hace años, era la costumbre del respetado predicador mexicano Samuel Solís (ministro de la congregación Industrial de Monterrey México), practicar varias veces el mismo canto. En el grupo de jóvenes, en las reuniones de media semana; El resultado era que en un mes este canto estaba listo para cantarlo sin temor en la asamblea dominical. Repita el canto nuevo varias veces en las semanas siguientes para que la gente empiece a reconocerlo y puedan empezar a cantar sin tener que concentrarse en el aprendizaje de la música y la letra.

Próximamente estaremos anunciando en nuestro sitio de internet, el lanzamiento de algunas herramientas que ayudarán a poder practicar y aprender nuevas alabanzas. Mientras tanto le animo a que me comparta su experiencia enseñando alabanzas nuevas y deje sus comentarios , son muy importantes.

Post publicados
Post Recientes
Búsqueda por etiquetas
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2013, 2019 by Christian Revival Songs. All rights reserved. 

Síguenos en:

  • Facebook Classic
Facebook
  • c-youtube
YouTube