5 Puntos de la alabanza Acappella, 4ta Parte: Cantar con pasión

¡Debemos adorar decentemente y con orden! El canto es para Dios, no para los hombres, Él es el que debe gozarse, nosotros no. Dios es Dios de orden no de confusión. Si cantamos con mucho fervor nos pueden confundir con carismáticos. Las iglesias que se llenan es porque usan instrumentos...

Estoy convencido que cuando el cristiano ofrece su fruto de labios en alabanza, el gozo y la pasión de la adoración a Dios sale desde nuestros corazones.

¿Cuántas veces hemos escuchado estos argumentos? ¿Cuántas veces has escuchado una justificación mas que un verdadero celo por ser doctrinalmente correcto? Muchas veces he escuchadoa mis hijos preguntar: Papá: ¿Porqué en esa congregacion que fuimos los hermanos cantan como llorando? En nuestra congregación los hermanos hasta hacen voces diferentes...!

Muchas veces he escuchado también la otra parte ¿Cómo podemos mejorar la alabanza?

Debemos adorar con pasión. Los que han estado convenciendo a nuestro hermandad de que el entusiasmo está mal, han dañado seriamente la salud de la familia de Dios. Pareciera que se canta más por compromiso que por agradar al Señor. Es importante que mantengamos nuestro celo y fervor espiritual. Alguien dirá que en los conciertos mundanos se grita y se canta y la iglesia no debe amar al mundo. Es cierto, yo me refiero a cantar con pasión, con sentimientos no infundidos por un animador ni por un cantante/adorador profesional. Estamos hablando de poner nuestra pasión en la alabnza. Dios no merece nuestros aplausos, ¡DIos merece nuestra exaltación en alabanza! No me mal interprete, no vamos a sacar los globos, las luces y al cómico para alegrar la alabanza. El trabajo del director de cantos es guiar e inspirar a entregar el fruto de labios. No necesitamos ser manipulado spor factores externo para animar nuestra adoración. Cantar alegre no significa brincar o corretear, cantar lento e inmóbil tampoco es sinónimo de espiritual. Debemos enfocarnos en el corazón más que en la práctica externa. La alabanza tiene 3 propósitos: Alabar a Dios, edificar a la iglesia y testificar de la fe a los no creyentes: Entonces... ¿Porqué no alabar con pasión? ¿Porqué no edificar con pasión? ¿Porqué no testificar con pasión? Dejemos que los los sentimientos broten desde nuestros corazones al entonar las albanzas. Dejemos que el gozo del Espíritu pueda unirse a nuestras voces. Meditemos en las letras, meditemos en las melodías, dejemos el mundo externo y vayamos a la presencia de Dios mediante nuestra voz que sale desde un corazón humillado y agradecido que desea exaltar al Señor. La próxima vez que alabes al Señor, recuerda a Pablo: ¨Cantaré con el espíritu, pero también con el entendimiento¨ Esto es la pasión de la alabanza. ¡Espero tus comentarios!

Post publicados
Post Recientes
Búsqueda por etiquetas
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2013, 2019 by Christian Revival Songs. All rights reserved. 

Síguenos en:

  • Facebook Classic
Facebook
  • c-youtube
YouTube